Soy Fabio Fusaro, escritor y counselor. Autor de los libros “Mi Novia – Manual de Instrucciones”,
“La Mujer de tus Sueños” y “Mi ex–novia". Bienvenidos al blog que te ayudará a recuperar a tu ex-novia o recuperarte de ella.

¿Recuperarla o sufrir?

“No hay persona más dificil de ayudar que aquella que no desea ser ayudada”.

Esta frase que suelo decir es siempre aceptada como una verdad indiscutible, pero pocas veces quienes la escuchan entienden la profundidad de su contenido.

Creemos que solamente va dirigida a aquella gente que ese encierra en sus convicciones y no pide ayuda.

Pero existe también gente que si bien pide ayuda, lo hace esperando obtener solamente cierto tipo de respuesta que solo sirve para validar sus pensamientos, sus deseos y sus necesidades, lo cual entonces no es un verdadero pedido de ayuda para superar un problema.
Cuando este tipo de personas cuenta sus desgracias lo hace también como una especie de catarsis, para descargarse y para sentirse “comprendido” por sus semejantes. Busca escuchar “y claro….es lógico que te sientas así”. Pero eso está muy lejos de querer encontrar soluciones a su angustia.

Hay hombres que fueron dejados por sus parejas que sienten que solamente tienen dos posibilidades en la vida:

“Recuperarla” o “sufrir por ella estando abiertos a la posibilidad de recuperarla”.


La posibilidad de estar bien sin ella es algo que o no pueden o no quieren tener en cuenta.

Y como “recuperarla” es algo que usualmente  no depende exclusivamente de lo que pueda lograr el abandonado con diferentes acciones y que el tan anhelado hecho de “volver con ella” muchas veces es algo que nunca sucederá, estos individuos no salen a flote. No porque no puedan, sino porque no quieren.

Concentrarse en su propia recuperación, vivir por uno mismo, estar abierto a la llegada de una nueva relación, son cosas que no están dentro de su programa mental. Son cosas que para ellos “no existen” y por eso ni siquiera las registran en el momento en que uno, en el afán de tratar de ayudarlos, se las menciona.

Y mantienen el contacto, y se hacen “amigos”, y se ilusionan ante cada signo aparentemente positivo, y se desilusionan ante cada retroceso, y viven rodeados de sus recuerdos, y la llaman o mensajean para su cumpleaños, navidad, año nuevo, y le arreglan la PC, y la acompañan a tal o cual lugar, y le hacen favores a la madre, y fundamentalmente: Son prisioneros del puto ego de la mina, que conociendo perfectamente sus sentimientos sigue, sigue y sigue inmiscuyéndose en la vida de esa persona que dejó.

Estos hombres son parte del patrimonio de esa mujer. Son algo que las hace sentir “importantes”. Por eso tampoco quieren perderlos. Porque a ellas les sirve, les levanta el ego, les da valor. Y justamente por eso cuando sienten que estos hombres empiezan a alejarse, los buscan.
Y para encontrarlos nuevamente y saber que siguen formando parte de sus pertenencias basta un whatsapp, una llamada, una insinuación de celos (“Así que tenés nueva novia?”), una demostración engañosa de interés que jamás se traduce en un hecho concreto.

Y así ellos pasan sus días entre el sufrimiento y la mínima esperanza.

Ser una de estas personas es una elección. No depende de nadie más que de nosotros mismos.

Si sienten que están dentro de ese grupo tengan en cuenta lo siguiente: ella no los va a ayudar, porque le agrada que sean así. Le agrada haberlos dejado pero seguir teniéndolos.

Les recuerdo que cuando nacieron, atravesaron con dificultad el canal de parto y salieron solitos a la vida. Abrieron los ojos a un mundo nuevo y salieron adelante.
Y ella no estaba.


Para terminar les dejo para reflexionar un poco unos versos de una vieja canción que seguramente compuso alguien que vivía la dualidad “recuperarla o sufrir”.

“…no seré capaz de sobrevivir,
me encadenaste a tu falda
y enseñaste a mi alma a depender de ti”.


Para mí, patético.





Para obtener información sobre consultas personales: http://fabiofusaro.blogspot.com.ar/p/entrevistas-personales.html

9 comentarios

Vamos carajo, aguante El General la re putísima madreeeeee!

Reply

Es sumamente dificil estar en una situación asi, realmente es dificil salir pero no imposible.

Muchas veces me digo a mi mismo, "a la mierda todo, que se vaya al carajo" y al rato estoy mirando el teléfono con ganas de escribirle.

Hay que aguantar loco!

Reply

huevos se necesitan huevos al principio duele pero se los digo por experiencia si se puede y hasta risa te dara en meses despues

Reply

afortunadamente no estoy en ninguno de los 2 grupos, deseo hacer un intento leve, solo para quedar tranquilo con mi conciencia y no decirme a mí mismo: cómo no hice esto o aquello. Estoy viendo casi la evidencia de un rompimiento, de parte de ella, casi del 90% y yo de una aceptación de un 70%. no rencores, no venganzas, no maldiciones, solo recuerdos, que con seguridad se los llevará el tiempo y el Alzeimer, jajaja. ánimo colegas cornudos! la cosecha de mujeres nunca se acaba dice una vieja canción....

Reply

soy mujer y me pasa eso de los mensajes, lo dejo de lado un tiempo, (siempre con la ilusion que me pueda llamar o sienta algo de interés por mi) me siento bien, intento hacer mis cosas sin tenerlo en la mentepienso que puedo vivir sin su recuerdo pero me manda un mensaje y vuelvo a caer en la misma mierda de antes, recuerdos, tristeza, preguntas,y empieza todo denuevo etc.... mal

Reply

a mi me paso lo mismo...la yegua se fue con otro jinete y regreso 4 meses despues!! nunca le rogue, llame o busque,,, segui tus consejos Fabio!! a la mina se le nota que no me quiera dejar hacer mi vida sin ella!!! yo no e caido a sus juegos de volver, lo unico que hago es mostrarme respetuoso pero indiferente!!! tengo una pregunta: que tal si a estas minas les hacemos lo mismo,,,, como hacerlas creer que regresamos con ellas y a la semana decirle que ya no es lo mismo, que no me siento bien conmigo mismo , hasta decirle que la relacion no puede seguir porque nos trae mala suerte!!!! eso les daria una leccion y nos haria sentir que ellas son parte de nuestro patrimonio!!! y botamos lo que no nos sirve.

como siempre gracias maestro de maestros!
y yo voy a predicar tu palabra SOS GRANDE FABIO!!

Reply

Duele, pero la vida sigue. Conocer mujeres es de todos los días, Así que con los ojos bien abiertos camaradas.

Reply

Con un carajo que a mi me pasó eso calcado al carbón que coraje tengo conmigo mismo por permitirlo. Antes de estar con esa mujer yo pude separarme, dejar o separarme de relaciones como todo un Fusariano. Pero con la ultima cometí el error de tenerle más "consideraciones" que a las anteriores por que la chica tiene muchos traumas familiares, de la infancia, de abuso, hasta de violencia y me pidió que fuera en secreto ( lo sé, han de estar pensando que carajos hacia ahí ).
En fin tres meses después de empezar la relación en secreto y como supuestos amigos, decidió que no se sentía cómoda. Ahí cometí la estupidez de aceptar ser su amigo, pensando que con el tiempo la recuperaría y después todo lo que se relata en el artículo, hasta las escenas de celos o cuando al guíen me hablaba por teléfono ella hacia notar que estaba conmigo en ese momento como marcando territorio. En fin ahora que leí el artículo y me vi reflejado veo como perdí la dignidad por tratar de quererla y ayudarla para que año y medio después ella se enredara con el primero que le habla bonito.

Reply

el punto clave esta , en nunca alimentar el ego de ninguna mujer , el día que eso pase hay que salir corriendo asta que los pies no den mas , si hay un ego por alimentar será el nuestro propio día a día , donde no pueda venir ningúna manipuladora disfrazada de niña buena a querernos engañar como dijo Fusaro … es una elección , de que bando quieres estar … de los maricones o de los hombres ?

Reply

Publicar un comentario