Soy Fabio Fusaro, escritor y counselor. Autor de los libros “Mi Novia – Manual de Instrucciones”,
“La Mujer de tus Sueños” y “Mi ex–novia". Bienvenidos al blog que te ayudará a recuperar a tu ex-novia o recuperarte de ella.

¿SOMOS O NOS HACEMOS?

“Yo no tengo huevos para dejarla”

“Yo sé que no debería volver con ella, pero no tengo el valor para rechazarla”

“Es que soy débil”

“Sé que no debo buscarla, pero no soy lo suficientemente fuerte”.

El “pienso luego existo” de Descartes está fenómeno, pero para cuando ya somos unos huevones con pelos por todos lados y ya hace rato que pensamos. Lo que decía Descartes es que los sentidos pueden engañarnos. Lo que tocamos, vemos u olemos puede no ser real. Lo único que me asegura que existo es que me estoy pensando.

Pero si lo vemos desde el punto de vista del nacimiento de un ser humano, deberíamos decir “existo, luego pienso”.
Parecería una obviedad decir que para pensar primero tenemos que existir, pero no es tan obviedad si nos damos cuenta que en realidad no pensamos hasta bastante tiempo después de nacer, porque para pensar necesitamos manejar algún tipo del lenguaje.

Por lo tanto si ni siquiera pensamos menos aun podemos hablar de “formas de ser”.

Recién una vez que el ser humano comienza a pensar, empieza a interactuar con otros seres de su misma especie moldeando su esencia.
De ahí que los existencialistas aseguren que la existencia precede a la esencia y de ese pensamiento derive que por ejemplo un hombre no comete actos de imprudencia porque “es” imprudente, sino que un hombre es imprudente “porque” comete actos de imprudencia.

Son nuestros actos los que nos van formando. Nuestra esencia no es previa a nuestro pensamiento ni a los actos que deriven de los mismos, por lo tanto nuestra forma de ser es siempre una elección.

Un tipo no va y se tira en paracaídas porque es valiente, sino que es valiente porque se tira en paracaídas.  Si uno de los llamados “cobardes” se arrojara en paracaídas, los de abajo dirían “que valiente”.

¿Qué creen que sintió “el valiente” la primera vez que miró para abajo desde arriba de la avioneta?
Seguramente sintió lo que vulgarmente llamamos “cagazo”. Pero la decisión de arrojarse no la tomó esa  primera vez “porque era valiente”, sino que fue valiente porque se arrojó.

A esos que dicen “no tener huevos” seguramente les caerá algo antipático esto que estoy diciendo, porque se sienten a salvo y protegidos diciendo “no puedo lograrlo porque yo soy así” “Yo actúo de esta manera porque lamentablemente es mi forma de ser”.
Error: Vos sos así porque actuás de esa manera. O lo que es peor aún: Vos sos así porque ELEGÍS actuar de esa forma.

Nadie se rebaja por no tener huevos. El que no tiene huevos es porque se rebaja.

Por supuesto más allá de posibles deficiencias congénitas, cada uno somos responsables de nuestra forma de ser.

¿A que conclusión arribamos con todo este análisis existencialista?

Yo creo que arribamos a una excelente noticia:

¡TENER HUEVOS ES UNA DECISIÓN! 





 Para obtener información sobre consultas personales: http://fabiofusaro.blogspot.com.ar/p/entrevistas-personales.html

3 comentarios

Me parece cojonudo esta reflexion y además me parece que tienes muchísima razon.
Es muy facil escudarse en el : "Yo soy", "mi esencia es así", "siempre fui asi", "asi es mi caracter". MENTIRA.

Las personalidades y los caracteres se forman a traves de experiencias pasadas.

Así que cambiar nuestra forma de ser ya no es una excusa.
Hay que trabajar duro y modificar nuestro comportamiento a traves de nuevas conductas.

Vamooooo Neneeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!

Reply

Buena onda tu escrito, va mi crítica constructiva por si te interesa:
Pensalo desde alguien que no tiene huevos. Vos les avisás que es una decisión, bien. No les estás explicando cómo se tienen, qué es tener, en donde si y donde no. Ahí-creo yo- que la posibilidad de decidir se les aleja.

Abrazo

Reply

yo aclaro que soy un tipo sin huevos pero desde que me deje con mi novia estoy decidido a cambiar eso, me cuesta mucho pero con pequeñas cosas voy a ir mejorando mi caracter, y me he dado cuenta que he visto pasar toda mi vida como si fuera un espectador (como si viera una televisiòn), tengo 35 años, y quiero mejorar, necesito mejorar, demostrar que puedo vivir sin temor a nada.

Reply

Publicar un comentario