Soy Fabio Fusaro, escritor y counselor. Autor de los libros “Mi Novia – Manual de Instrucciones”,
“La Mujer de tus Sueños” y “Mi ex–novia". Bienvenidos al blog que te ayudará a recuperar a tu ex-novia o recuperarte de ella.

¿HACÉ LO QUE SIENTAS?

“Hacé lo que sientas. Dejate llevar por tu corazón”

Esta premisa tan repetida internacionalmente y en todas las épocas por poetas y cantantes guía el proceder de mucha gente y pocos se atreven a contradecirla.

El majestuoso grupo Queen, ya hace algunas décadas en su tema “Play the game” decía:

“Open up your mind and let me step inside
Rest your weary head and let your heart decide
It's so easy when you know the rules
It's so easy all you have to do
Is fall in love

Play the game,
Everybody play the game of love”
  
Lo remarcado en negrita, para quien no lo sabe o no tiene ganas de pensar, dice:

“Dale descanso a tu cansada mente y deja que tu corazón decida.
Es tan fácil…todo lo que tienes que hacer es enamorarte”.

Es, como apreciarán, otra de las tantas formas de decirnos “Hacé lo que sientas. Dejate llevar por tu corazón”

¿Quién se atrevería a quitarle mérito a esa frase?  ¿Quién se atrevería a quedar en ridículo ante determinada audiencia al contradecir tan magistral definición?

¡YO, FABIO FUSARO ME ATREVERÍA!
De hecho lo estoy haciendo en este instante y les voy a explicar por que:

Se dice que el hombre se diferencia de las demás criaturas de la creación por ser “racional”.

Si al hombre le quitamos la racionalidad y la inteligencia se convertiría en un animal cualquiera.

¿Qué diferenciaría al hombre del animal si hiciera lo que siente prescindiendo del razonamiento?
Nada. Seríamos simplemente animales y actuaríamos como tales.

¿Está bien recomendar a otra persona hacer lo que nosotros “racionalmente” no haríamos, solo porque lo siente?

Dicho de otra forma ¿Está bien hacer lo que “racionalmente” no le recomendarías hacer a otra persona solo porque “sentís” hacerlo?


Vayamos un poco más profundo:

En el proceso de un desengaño amoroso tiene lugar el siguiente ciclo:
1.- Percepción
2.- Pensamiento
3.- Sentimiento angustiante
4.- Generación de otros pensamientos teñidos de ese sentimiento angustiante.

Las 4 etapas de ese proceso se dan a veces “casi” simultáneamente, pero no deja de tener ese orden.


Percibimos/pensamos/sentimos/pensamos.

Percibimos un hecho objetivo y por lo tanto no se puede cambiar lo percibido, tampoco se puede cambiar el pensamiento inmediato que procesa dicho hecho y menos aún se puede cambiar el sentimiento que ese proceso provoca, pero lo que si se puede hacer es trabajar en un cambio de los posteriores razonamientos tan contaminados de angustia, para que luego, con la permanencia sostenida de esos nuevos y positivos pensamientos, podamos desarrollar las acciones adecuadas para dejar atrás el sufrimiento.

Muy alejado todo este proceso del simple “Hacé lo que sientas”.


A un suicida no le recomendaríamos “Hacé lo que sientas”.

Tampoco se lo recomendaríamos a un violador.

¿Por qué deberíamos recomendárselo entonces a un hombre enamorado que ha sido abandonado o al que le están faltando el respeto, o está siendo humillado o maltratado?





 Para obtener información sobre consultas personales: http://fabiofusaro.blogspot.com.ar/p/entrevistas-personales.html


2 comentarios

Escribis muy claro y transmitis muy bien los conceptos. No paro de leer las publicaciones de este sitio. Un abrazo genio!

Pepe Forlla

Reply

Ellas manipulan, maltratan, MIENTEN, abusan y dejan con el cerebro y Ellos se dejan manipular, abusar, maltratar, mentir, abusar y abandonar con el corazón. ....

Reply

Publicar un comentario